Change to English MAIN MENU

La Celebración del Misterio Cristiano

La Conciencia Moral

Reflexión Bíblica: 1 Jn 3, 18-24

Presente en el corazón de la persona, la conciencia moral le ordena, en el momento oportuno, practicar el bien y evitar el mal. Juzga también las opciones concretas probando las que son buenas y denunciando las que son malas. Atestigua la autoridad de la verdad con referencia al Bien supremo por el cual la persona humana se siente atraída t cuyos mandamientos acoge. El hombre prudente, cuando escucha la conciencia moral, puede oír a Dios que le habla. (CIC 1777)

Hay que formar la conciencia y esclarecer el juicio moral. Una conciencia bien formada es recta y veraz. Formula sus juicios según la razón conforme al bien verdadero querido por la sabiduría del Creador… (CIC 1783)

El hombre se ve a veces enfrentado con situaciones que hacen el juicio moral menos seguro, y la decisión difícil. Pero debe buscar siempre lo que es justo y bueno y discernir la voluntad de Dios expresada en la ley divina. (CIC 1787)

En todos los casos son aplicables algunas reglas:

  • Nunca está permitido hacer el mal para obtener un bien.
  • La “regla de oro”: “Todo cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros” (Mt 7, 12; cfLc 6, 31; Tb 4, 15a).
  • La caridad debe actuar siempre con respeto hacia el prójimo y hacia su conciencia:
    • “Pecando así contra vuestros hermanos, hiriendo su conciencia… pecáis contra Cristo” (1 Co 8,12).
    • “Lo bueno es… no hacer cosa que sea para tu hermano ocasión de caída, tropiezo o debilidad” (Rm 14, 21). (CIC 1789)

“La conciencia es una ley de nuestro espíritu, pero que va más allá de él, nos da órdenes, significa responsabilidad y deber, temor y esperanza… La conciencia es la mensajera del que, tanto en el mundo de la naturaleza como en el de la gracia, a través de un velo nos habla, nos instruye y nos gobierna. La conciencia es el primero de todos los vicarios de Cristo.”Card. John Henry Newman, carta al duque de Norfolk 5. (CIC 1778)

Preguntas para discusión/reflexión:

  • ¿Te has encontrado alguna vez en una situación en que su solución te presenta,al mismo tiempo, aspectos buenos y malos?
  • ¿Cómo lo has resuelto?
  • El progreso económico-industrial muchas veces perjudica al medio ambiente, las comunidades locales, a otros pequeños negocios, etc.
  • ¿Qué hacer?
  • ¿Cómo tú crees que podemos y debemos formar nuestra conciencia?
  • ¿Qué pasos deben darse?

Lectura adicional: Catecismo de la Iglesia Católica, números 1776-1802.