Change to English MAIN MENU

Vida Sacramental de la Parroquia

Solo a través de la participación continua y frecuente de los sacramentos una parroquia puede crecer en el amor a Dios y a los Hermanos.

¿Que son los sacramentos?

Según lo explica el Catecismo de la Iglesia Católica (en adelante CIC):

Los sacramentos de la Nueva Ley fueron instituidos por Cristo y son siete, a saber, Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y todos los momentos importantes de la vida del cristiano: dan nacimiento y crecimiento, curación y misión a la vida de fe de los cristianos. Hay aquí una cierta semejanza entre las etapas de la vida natural y las etapas de la vida espiritual.CCC # 1210

Son como las fuentes por donde nos llega la gracia de Dios. Fuentes que brotan del corazón abierto de Cristo en la cruz. Es como la Sangre de Cristo que penetra en vuestras venas. Sangre que nos limpia, nos fortalece, nos renueva, alimenta, alivia, nos transforma. Todos nacemos privados de la gracia de Dios, de las virtudes infusas y de los dones del Espíritu Santo. Todos nacemos con el pecado original (Rm6,12).

Para sacarnos del pecado y llevarnos a la santidad, Nuestro Señor instituyó 7 sacramentos. Llamamos "sacramentos" a algo que es sagrado y que santifica, nos dan, devuelven o aumentan la gracia santificante. Los sacramentos son signos sensibles y eficaces de la gracia (producen lo que significan), instituidos por Cristo para santificarnos.

Más adelante continua:

La comunión de los sacramentos; El fruto de todos los Sacramentos pertenece a todos. Porque los Sacramentos, y sobre todo el Bautismo que es como la puerta por la que los hombres entran en la Iglesia, son otros tantos vínculos sagrados que unen a todos y los ligan a Jesucristo. La comunión de los santos es la comunión de los sacramentos ... El nombre de comunión puede aplicarse a cada uno de ellos, porque cada uno de ellos nos une a Dios ... Pero este nombre es más propio de la Eucaristía que de cualquier otro, porque ella es la que lleva esta comunión a su culminación. CCC # 950