Change to English MAIN MENU

Consagración de Nuestra Familia Parroquial al Sagrado Corazón de Jesus y al Inmaculado Corazón de Maria

Domingo, 17 de Diciembre, 2017

Significado de la Consagracion

La Consagración es el ofrecimiento personal de uno mismo y de todo lo que tenemos a Dios. En nuestra Misión, esta consagración inicialmente es a través de la intercesión del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María. Es un compromiso a cambiar…Personalmente. La renovación diaria de esta Consagración y la gracia que esta contiene nos ayuda a aceptar la Voluntad de Dios en nuestras vidas día tras día.

Necesitamos entender que la vida es un regalo de Nuestro Padre, y que debemos, como sus hijos, ir en busca de este significado.

“Ahora, si escuchan mi voz y observan mi alianza, serán mi propiedad exclusiva entre todos los pueblos, porque toda la tierra me pertenece. Ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación que me está consagrada. Estas son las palabras que transmitirás a los Israelitas: (Exodo 19, 5-6)

La Consagración a través de una preparación consciente abre la puerta a la conversión…este cambio personal que se necesita tanto en la mayoría de nosotros en estos tiempos. En nuestro bautismo, para aquellos que somos católicos, recibimos libremente el primer Sacramento del perdón del pecado original. La mayoría de las personas reciben este don cuando son niños, sin el propio entendimiento de este gran regalo. Al crecer, nuestra gracia va decayendo en la mayoría de los casos, al no entender realmente quiénes somos y es así que la concupiscencia del mundo nos sobrepasa. Al ser el bautismo el comienzo de nuestra consagración cuando somos niños, empezamos después nuestra búsqueda como adultos; a través de nuestro libre albedrio, con conocimiento, completo entendimiento y deseo de restaurar dentro de nosotros la semejanza de Dios que hemos perdido a través de Adán y Eva. Es el deseo de regresar a Dios en todas las cosas lo que crea en nosotros esta necesidad de consagrar todo lo que somos y todo los que tenemos a nuestro Padre. Es establecer una relación de alianza con Dios, que viene del Espíritu Santo y nos une al Sagrado Corazón y a través de Él, al Inmaculado Corazón, siendo ahora nuestros maestros que alimentan el deseo de amar a Dios con todo nuestro corazón (lugar de la alianza), con toda nuestra alma y con toda nuestra mente. Este es un compromiso muy serio.

Al comenzar este viaje hacia el Corazón de Dios…Por el Amor de Dios…escuchamos Su voz llamándonos a través de la Sagrada Escritura, “Si mi pueblo, sobre el cual es invocado mi Nombre, se humilla, rezando y buscando mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, yo entonces los oiré desde los cielos, perdonare sus pecados y sanare su tierra. “ (2 Crónicas 7:14)

Es tiempo de que cada uno de nosotros declaremos que somos parte de un mundo que está perdiendo su camino.

¿Somos hijos de Dios o no?
Si respondo que “Si”, entonces tengo que hacer todo lo que esté en mi poder para honrar y respetar esa relación, esa responsabilidad. Mi primer acto, de libre voluntad, es consagrarme a mí mismo y a mi familia a este amor y protección que Dios Padre nos promete. Solo de esta manera tendré las armas necesarias para entrar a esta guerra que nos rodea, el arma de la oración de los consagrados.

Cordialmente te invitamos a la(s) Solemne(s) Misas de Consagración el Domingo 17 de diciembre, para consagrarte y consagrar tu familia al Sagrado Corazón de Jesus y al Inmaculado Corazón de Maria. En la preparación te invitamos a, orar en casa con el Rosario los Misterios Dolorosos dados para estos tiempos diariamente y aquí en la capilla cada martes a las 7 pm, a visitar a nuestro Señor en el Santísimo Sacramento y a estar en un estado de gracia en ese día importante, a través del Sacramento de la Reconciliación.

Mision por el Amor de Dios en todo el Mundo

Mission for The Love of God Worldwide Sitio web debajo de la casilla de información de contacto.